HidroAysén, entre las verdades a medias y las mentiras enteras

Como no ocurre muy seguido, esta columna será breve. Evitará los rodeos y abordará tres afirmaciones que funcionarios de HidroAysén han repetido hasta la saciedad en los últimos días y que por más que las reiteren cual mantra, no se convertirán en verdad.
La primera, que la energía de la Patagonia estaría destinada a suplir las demandas de las personas que viven entre Taltal y Chiloé (Sistema Interconectado Central) y no para la gran minería.  Falso.  Ya en 2005 el ingeniero Julio Montero de Endesa (previo a la alianza de la eléctrica trasnacional con Colbún para formar HidroAysén) reconoció en una presentación que “con la incorporación al SIC de nuevos proyectos mineros, la tasa de crecimiento de la demanda del período 2008-2017 se sitúa en torno al 6,8 %”.  


Es decir, la presión por más energía no proviene de chilenos y chilenas como usted o como yo sino de los U$ 105.000 millones de inversión en minería (esencialmente privada y multinacional) proyectada para los próximos años.
La segunda, que las torres de alta tensión del proyecto serían de 40 a 45 metros.  Esto es, en realidad, una verdad a medias.  A medias porque de ser cierta sólo lo podría ser para el trazado hacia el norte (certeza que tampoco tenemos porque HidroAysén no ha presentado tal estudio de impacto ambiental y no tiene aún fecha programada para hacerlo), ese que conectaría los embalses con el SIC.  
Verdad a medias (con posibilidades de ser mentira completa) ya que de lo que sí estamos seguros es que tal afirmación ya no vale para la zona sur de la región de Aysén.  El estudio de impacto ambiental aprobado en mayo de 2011 ya contempla la construcción de cientos de torres de entre 68 y 74 metros de altitud, franja despejada de 85 metros y un estimado de 350 metros de distancia entre cada estructura. 
La tercera, que armonizarán las torres de alta tensión con el patrimonio natural y cultural del país.  Otra verdad a medias con opción de falsedad entera.  Volvamos al EIA aprobado en mayo.  En este queda en claro claramente que los monumentos de metal y cemento de un promedio de 70 metros que proyectan en la zona sur de la región recorrerían 178 kilómetros, cruzarían un tercio de Aysén, toda la provincia Capitán Prat y flanquearían el Camino Longitudinal Austral por 30 kilómetros.  
Y en esta planificación, HidroAysén ya no incorporó ninguna medida de “armonización” ni tampoco planteó enterrar torre alguna.
Como dice el dicho, por sus frutos los conoceréis.  Y en el caso de la alianza Colbún y Endesa-Enel los frutos no son los que uno esperaría de una empresa que pretende intervenir la Patagonia y gran parte del país.

2 comentarios:

  1. hola, soy Valeria Cabello, estudiante de periodismo de la Universidad de Playa Ancha Y necesito contactarme con alguien de la agrupación que se encuentre en la Región de Valparaíso para conversar sobre HydroAysén. tienen alguna dirección o numero de teléfono donde podamos contactarnos con ustedes?? es urgente.
    aca les dejo mi correo valecabello2@gmail.com

    ResponderEliminar
  2. hola, soy Valeria Cabello, estudiante de periodismo de la Universidad de Playa Ancha Y necesito contactarme con alguien de la agrupación que se encuentre en la Región de Valparaíso para conversar sobre HydroAysén. tienen alguna dirección o numero de teléfono donde podamos contactarnos con ustedes?? es urgente.
    aca les dejo mi correo valecabello2@gmail.com

    ResponderEliminar